EiMa nace de la necesidad de hacer un alto para seguir adelante, para revisar y articular proyectos que han sido vehiculados por Cia Mariatònia Oliver (1989) y la asociación La Impossible (2002).

EiMa es una manera de hacer y pensar. De hecho, EiMa es una palabra en progresivo desuso que alude a la capacidad innata que tenemos las personas de hacer las cosas con sensatez, cuidado y acierto; de discernir y orientarnos hacia lo que es bueno para nosotros y para los demás.

Y así es, queremos revisar y discernir los aciertos, las voces escuchadas de otros artistas, las correcciones obligadas de los procesos creativos, los dibujos coreográficos, los silencios, las improvisaciones, los textos, los impulsos, los estímulos visuales y sonoros que nos han nutrido, las creaciones realizadas con edades periféricas, la orientación que hemos dado a la pedagogía del movimiento, la mirada atenta a los procesos creativos de los niños, la imprecisión o desenfoque de los procesos creativos, porque son eso, procesos, la vulnerabilidad del hacerlo público, hacer visible lo que suele ser invisible… y todo se revisa para poner una alta dosis de EiMa al proyecto que nos queda por recorrer.

Partimos del deseo de fomentar y compartir la curiosidad que, al fin y al cabo, es el motor que crea el movimiento. Para, poco a poco, ir filtrando y impregnando el ambiente de la confianza necesaria para que el hecho de participar no sea algo extraño, sino que se convierta en algo necesario e imprescindible.

eima

 

Objetivos

EiMa tiene como objetivo principal ser un espacio de creación y experimentación donde convergen profesionales de las artes escénicas con la ciudadanía. Se trabaja en un ambiente rural, en el pueblo de Maria de la Salut (Mallorca), haciendo partícipe del proceso artístico a su población local y, por extensión, a la de toda la isla. La creación de este espacio de socialización tiene la finalidad de romper con la idea de consumo de cultura, diluyendo así la barrera entre el/la artista y el público. Al mismo tiempo, se pretenden engendrar nuevas relaciones e identidades a partir de la cultura local y el territorio.

 

Despliegue de EiMa

El proyecto de EiMa tiene dos ejes de trabajo, el Centro de Creación y el Festival. El Centro de Creación se desarrolla a lo largo del año. Es un espacio para acoger a artistas, pensadores y creadores que necesitan un sitio para investigar o desarrollar sus procesos creativos. Representa un espacio de encuentro, reflexión y de transferencia de conocimiento.

El Festival tiene lugar una vez al año y, durante dos semanas, a partir de la idea de creación colaborativa, se cristaliza la interacción entre el/la artista, la ciudadanía y el territorio. A través de talleres, actividades de encuentro y la escenificación en campos agrícolas, se ponen en práctica nuevas maneras de relacionarse y de ejercer cultura.

Con el trabajo realizado hasta ahora, EiMa se ha convertido en un espacio de referencia en Mallorca para el encuentro reflexivo y de experimentación entre profesionales de las artes escénicas. Al mismo tiempo el festival ha conseguido promover práctica cultural transgressora, mediante la cual la cultura se entiende como algo comunitario y en continua transformación. Porque consideramos que la cultura local tiene que servir para pensar sobre la sociedad, el territorio y la identidad.